¿Cuándo acudir a un logopeda?

Cada niño tiene su propio ritmo evolutivo, el habla y el lenguaje, como parte de esa evolución,  se desarrolla de una forma distinta dependiendo del niño. No hay que desesperarse cuando percibamos que nuestro hijo habla o se expresa de una forma diferente a sus coetáneos aunque tampoco hay que restarle importancia puesto que podría tratarse de una alteración que le puede causar problemas en su aprendizaje.

Hay una serie de señales que nos pueden indicar que necesitamos consultar a un especialista:

  • Dificultad, que no sea propia de la edad, para articular determinados sonidos o fonemas (dislalia). La más común es la mala o no pronunciación de la r, s y l. Esta fase debería empezar a superarse a los 4 años y terminar a los 6.
  • Dificultad para entender al niño fuera del núcleo familiar. Los padres al pasar más tiempo con el niño logran entenderle pero esto no nos tienen que parecer normal, sobre todo a partir de los 3 años.
  • También a partir de los 3 años cuando hablan muy poco o no hablan e intentan comunicarse con gestos, con independencia que nosotros los padres entendamos esto a la perfección.
  • Si notamos que su vocabulario es escaso para su edad: a los 2 años unas 300 palabras, de 2 a 3 años entre unas 800 y 1000, de 4 a 5 años entre 1500 a 2300, etc…
  • La tartamudez y la afonía también puede ser una manifestación de que hay alguna dificultad a la hora de poder expresarse, de poder comunicarse con los demás.
  • Dificultades con palabras rimadas.
  • El niño presenta cambios de voz muy drásticos.
  • Hay historial familiar de trastornos como dislexia ( en padre, madre o hermanos).

Hay casos en que los padres deben acudir a un profesional para que reeduque el sistema orofacial deteriorado de su hijo pequeño. Los motivos son, a veces, malos hábitos al respirar, succionar, masticar, deglutir o hablar (morderse las uñas, bruxismo, mordisqueo labial, uso chuparse el dedo, usar chupete después de cierta edad…)

La atención temprana y detección precoz de trastornos o dificultades, es la mejor manera de prestarle apoyo al niño, aprovechando la mente absorbente cuando es pequeño, de manera que los problemas se corrijan cuanto antes y evitar que vayan a más.

¿Qué te ofrece el centro?

Tratamiento en trastornos del lenguaje (retraso en su desarrollo, disfasia, afasia…), audición, habla (retraso simple, disfemias…), lectura, escritura, deglución.

El centro cuenta con tratamientos en fisioterapia y osteopatía pediátrica muy importantes en todos casos de deglución disfuncional.