El trastorno de ansiedad es un trastorno mental caracterizado por miedo y ansiedad anormal y patológica. La ansiedad forma parte de la condición humana y sirve para afrontar situaciones de peligro o riesgo. Cuando es muy intensa se convierte en una fuente de sufrimiento que es necesario controlar.
Es importante prestar atención a los síntomas para prevenir que la persona sufra crisis más severas.
Cada individuo tiene sus propias características y síntomas y requieren tratamientos diferentes. Las emociones presentes en los trastornos de ansiedad van desde el simple nerviosismo a episodios de terror o pánico Los más frecuentes son:
- aprehensión mental ( sentirse al límite de fuerzas, excesiva preocupación por el futuro, dificultad de concentración...)
- tensión física (cefaleas, temblores, incapacidad para relajarse...)
- síntomas físicos (mareos, taquicardias, sequedad de boca, sudoraciones...)
El paciente terminará utilizando sus propios mecanismos de defensa y correctivos (emocionalmente hablando) y lograr una mejor comprensión de sí mismo.