Bienvenidos

Todos queremos ser los mejores padres para nuestros hijos pero no se nos enseña a ser padres . Ser padre es un ejercicio de maduración, que aunque a veces cansado e incluso doloroso es quizás la aventura más hermosa de la vida.

Todos queremos tener los mejores hijos pero tampoco se nos enseña a ser hijos, aprendemos, al igual que a ser padres según evolucionamos.

Este camino de padres e hijos no está exento de obstáculos que, en ocasiones, se escapan de nuestro control y las situaciones pueden llegar a desbordarnos tanto a unos como a otros.  Enfrentarnos a esos problemas y superarlos de la mano nos conducirá al equilibrio emocional que necesitamos para vivir felices.

Siguiente

Opiniones de pacienes

Anterior

Día Internacional de la Mujer: gratitud y reconocimiento

El Día Internacional de la Mujer, desde su inicio allá por 1909,  se ha vivido como una reivindicación de derechos y …

Primeras acciones de la Oficina de Mediación Deportiva de Don Benito

La Oficina de Mediación y Valores en el Deporte de Don Benito comienza su andadura con cinco acciones formativas y talleres …

¿AMOR PERFECTO? No, gracias

Hoy es el día del amor, o eso nos cuentan.